Los libros también curan – La Prensa Gráfica


¿Le temes a la muerte? ¿Qué tal una dosis de Gabriel García Márquez? ¿Tienes pereza? Lee a Antoine de Saint-Exupéry. Ella Berthoud y Susan Elderkin, expertas en biblioterapia, te recomiendan los libros que necesitas para todo tipo de dolencias del cuerpo y espíritu.

La literatura tiene la capacidad de transportarte a un nuevo viaje, de sanar u olvidar como remedio para todo o para casi todo. Si tu historia personal es un caos que no sabes hacia a dónde te dirige, la literatura, en cambio, siempre pone orden a las existencias de sus personajes. Ella Berthoud y Susan Elderkin recomiendan una serie de libros para enfrentar cada bache de la vida; no se trata de un libro de autoayuda, es el recorrido de autores clásicos y contemporáneos recopilados en el “Manual de remedios literarios. Cómo curarnos con libros”.

Inventoras del término “biblioterapia”, con el que definen esa disciplina de prescripción de novelas, las autoras han ordenado todo tipo de dolencias del cuerpo y del espíritu de la A hasta la Z para ofrecer al lector remedios en 2,000 años de literatura.

Estrés
“El hombre que plantaba árboles” (Jean Giono, 1953) aporta serenidad: se trata de la historia de un pastor que vive en una casa de piedra en una zona despoblada de Francia en la que apenas tiene posesiones. Llegó ahí al darse cuenta de que esa zona se estaba quedando sin árboles y, al no tener cosas más importantes que hacer, quiso remediar a esa situación.

Complejos
“El perfume: historia de un asesino”, de Patrick Süskind, narra la historia de  Jean-Baptiste Grenouille, el mejor elaborador de perfumes de todos los tiempos que se gana la vida gracias a que tiene el olfato más agudo de todo París. Como aseguran las autoras, Ella Berthoud y Susan Elderkin, si aprecias los placeres que te puede proporcionar el olfato, aprenderás a valorar más tu nariz.

Ruptura
“Alta fidelidad”, del escritor Nick Hornby, cuenta la historia de Rob, quien rompe con su novia Laura, y para lograr entender la causa de su fracaso rememora las cinco separaciones más relevantes de su vida, desde que tenía 12 años. En el recuento descubre que, a pesar de la experiencia, ni las relaciones ni las rupturas se hacen más fáciles.

Miedo a la muerte
La certeza de que la muerte llega para todos y el continuo discurrir de las generaciones de la familia Buendía, en Macondo, donde transcurre “Cien años de soledad” (Gabriel García Márquez, 1967), nos da una idea del ciclo de la vida, el constante nacimiento y muerte: allí los personajes aceptan su lugar y el orden natural de las cosas.

Pereza
Si se te dificulta encontrar la motivación suficiente para enfrentar los retos de cada día, un clásico literario como “El Principito” (1943) será la dosis ideal que necesitas. En él hallarás el valor de la amistad, el heroísmo como meta y la responsabilidad en el mundo que descubre “El Principito”. “Es el tiempo y el cuidado que dedicas a las cosas lo que las hace importantes”, aseguran las autoras.

Apetito sexual
Si perdiste el apetito sexual, una dosis del escritor peruano Vargas Llosa es la solución. Berthoud y Elderkin aseguran que la novela erótica “Elogio de la madrastra” (1988) te inspirará a reavivar los deseos sexuales. Todo comienza cuando Rigoberto y Lucrecia se casan, y Lucrecia se convierte en la madrastra de Fonchito. Este se enamora de su madrastra, pero ella no cree que ese niño tan inocente sea capaz de seducirla hasta que finalmente se deja engañar por su hijastro.

Powered by WPeMatico

from Novedades en Libros – Guaripete http://ift.tt/2unK8PJ
via IFTTT

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s