Las palabras comodín de los escritores


  • Los autores tienen ciertos tics.
  • Un periodista ha realizado una interesante investigación.

Fuentes tipográficas de metal.

Al periodista cultural Ben Blatt le gusta mucho una palabra, canela. Por eso, al leer varias novelas y relatos del autor de ciencia ficción y fantasía Ray Bradbury, se dio cuenta de que la repetía más de lo normal. Era una sensación, claro, pero le llamó mucho la atención. Así que empezó a comprobar si era cierto, y si pasaba también con otros autores. ¿El resultado? Casi todos tienen su propia “canela”, como si fuera una huella digital.

El conjunto final de su investigación ha dado para escribir un libro, en el que ha analizado desde a grandes autores de la literatura universal, como Nabokov, hasta a los superventas más conocidos, como James Patterson o Dan Brown. Para ello ha usado un software destinado al reconocimiento de estilos y que había sido utilizado para averiguar la autoría de libros antiguos de los que se desconocía el creador.

Blatt afirma que el estilo o la temática del libro no influye en el uso de esas palabras especiales que tanto aparecen en las obras de los autores. Son palabras que les gustan, que, con toda seguridad, tienen un significado especial para ellos y que por eso insisten en usarlas, para compartir su experiencia, para jugar con ellas. También ha analizado otros aspectos: James Patteson suele usar 160 clichés por cada 100.000 palabras.

Si Bradbury usaba la palabra canela, resulta que la palabra más usada en la obra de Nabokov es malva. Al analizar a Jane Austen, encontró imprudencia o fancying (yo la traduciría como fantasear) como las más utilizadas. Dan Brown usa mucho grial, masónico y pirámide. Aunque parece que ahí no hay tanta conexión emocional como repetición machachona. Blatt cree que esas palabras llegan a estar asociadas con sus autores.

Pero no siempre se usan palabras habituales. Blatt fue entrevistado por el autor y periodista Kurt Andersen. La palabra más usada en sus novelas es “unsmiling” que yo traduciría como adusto o tal vez hierático. ¿Alguien utilizaría esta palabra de manera normal? El propio Andersen dijo que no… pero en sus tres libros aparecía 16 veces. Curioso, ¿verdad?

¿Conocéis otros casos de palabras clave? ¿Frases que identifican a un autor con sólo verlas? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Vía: PRI

      <!-- AUTHOR ZONE -->
Alfredo Álamo


en

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

                      <!--FIN  AUTHOR ZONE -->

Powered by WPeMatico

from Novedades en Libros – Guaripete http://ift.tt/2tqhKLk
via IFTTT

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s