‘Con Transcrepuscular he crecido mucho como autor’, Emilio Bueso


  • Space Opera, CF Hard, Espada y Brujería… todo eso, y más, es Transcrepuscular.
  • Emilio Bueso afirma que su novela es toda una novedad dentro del fantástico.

Emilio Bueso.

Tras varios meses en la recámara de la editorial Gigamesh llega a las librerías Transcrepuscular, la nueva novela de Emilio Bueso, quien da un giro y varios quiebros a su trayectoria dentro del género fantástico en una novela peculiar. Transcrepuscular es la primera parte de una trilogía en la que se mezcla la ciencia ficción y la fantasía, dejando al lector con el interrogante de a qué tipo de espectáculo ha sido invitado en realidad.

Si Bueso hasta ahora estaba más cerca del género de terror, lo cierto es que ha levantado una gran expectación con esta novela, que, además, inaugura una nueva forma de marketing. Sale en papel con una calidad de coleccionista, en dos formatos de gama alta: uno por 42 y otro por 32 euros, firmados y con una tirada bastante limitada. Más tarde aparecerá en ebook a precio más reducido y no volverá al papel hasta que la trilogía esté terminada y aparezca en formato ómnibus. Un movimiento novedoso por parte de Gigamesh. Habrá que ver cómo funciona

Este libro lleva un importante retraso, desde que se anunció su salida en 2016 hasta ahora que ya conocemos la fecha de publicación. En parte por la portada, de la que se buscaba que fuera icónica, ¿qué nos puedes contar?

Se nos ha hecho mastodóntico el concept art, que dicen los ingleses, ¿qué quiere decir esto? Como mi libro… ¿has leído algún Horror Planet? Bien, mezclar ciencia ficción y fantasía y que se pueda leer como un Dungeons & Dragons y que luego parezca una space opera no es nuevo, es muy viejo. Lo que pasa es que nadie en castellano lo había intentado. Yo me he metido en unos jardines que no son habituales dentro del género, había que desmarcar al libro y la colección de lo normal. El trabajo de producción del grupo editorial… hay que pensarlo mucho. Es una edición limitada, luego habrá que esperar al ebook o al ómnibus de la trilogía completa. Eso sí, va a ir firmada y con portadas especiales, es una cosa tan bizarra en conjunto que definirlo les ha vuelto loco. El acabado exterior se ha trabajado tomando el tiempo que ha hecho falta, y claro, cómo voy a decir que no a algo así de trabajado. Detesto tener a la gente en stand-by, no pensábamos estar casi seis meses dilatando el proceso. Se ha complicado. Intentamos hacer algo bastante distinto, escapar de la zona de confort.

Me veía sacando un libro por año de terror y bien, sí, empecé así con Diástole y estaría feliz, pero, ¿y luego qué? Puedo acabar pegándome un tiro

¿Cómo te metes en este jardín, como bien dices? Venías de unas novelas dentro del fantástico, pero muy diferentes en cuanto a temática, estilo y amplitud.

La situación es la siguiente. Rafael Díaz Santander, cuando estaba en Valdemar, antes de Intenta dormir, visto el resultado de la colección Insomnia, con autores extranjeros que iban a vender bien pero luego flojean, Extraños Eones funcionó muy bien en materia de ventas y me dijeron, si te quieres pillar una cosa como lo que tiene Pilar (Pedraza) e ir sacando un libro cada año, pues yo, encantado de la vida. Pero, es que tengo 43 años, llevo 10 en esto, si te apalancas en una cosa en la que el público son 2.000 o 3.000 personas, fijo, si ya estoy quemado, ¿qué hago ahora? Estoy muy quemado, porque las expectativas con la crisis del libro y con la gente perdiendo capacidad de compra y pocos títulos, a un tipo minoritario como yo se le está quitando el oxígeno y el espacio para trabajar. Me veía sacando un libro por año de terror y bien, sí, empecé así con Diástole y estaría feliz, pero, ¿y luego qué? Puedo acabar pegándome un tiro. Tengo que hacer cosas nuevas. Esto llevaba en mi cabeza varios años, pero era muy ambicioso y complicado, arriesgado. Nunca había trabajado el fantástico de esta manera. El planteamiento del libro necesitaba de un trabajo profundo de worldbuiling. Nunca lo había hecho.

Detalle de la portada de Transcrepuscular.

Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia

A lo largo de toda la saga hay mucho body-horror, por la manera en la que he planteado la simbiosis, que es donde soy fuerte. Hace tiempo que le daba vueltas a esto. ¿Te has dado cuenta de lo que se suele hacer en fantasía épica? ¿Y en el underground? La misma pauta, mestizar fantástico con historia medieval, a la mitología, montar intriga palaciega… puedes hacer cosas muy chulas, pero desde mi punto de vista, no quiero parecer arrogante, me parece que saltan con una sola pierna. Si puedes desarrollar toda la geodinámica, toda la física celeste que hay detrás, diseñar el mundo desde cero, de arriba a abajo, ¿porqué tienes que poner al tipo que lleva dos espadas al cinto montando un caballo si puedes hacer que lleve una libélula gigante? ¿No es fantástico? A mí me daba vueltas la tercera ley de Clark, “Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”, y ahí hay un puente que une dos géneros que siempre han estado mal conectados. Martin (George RR.) cuando le preguntan por qué van juntos, siempre dice: misma gente, mismos sitios, distintos muebles.

Emilio Bueso junto a un acuario con caracoles.

Cuando leía Transcrepuscular me daba la sensación de estar asistiendo a algo parecido a la New Wave de los años 60 y 70, donde se quería dejar atrás la fantasía y la ciencia ficción más tradicional, creando mundos y sociedades completamente diferentes.

A la CF acudo de mano de Ballad y Brunner, con Cenital ya exploré temas, puedo entrar en spoilers, exploré una inversión tecnológica, quedando relegados a una etapa anterior sociocultural anterior, llegando casi a la edad media o anterior. Con crítica social de fondo, la pérdida de trabajo en crisis, todo esto me acaba llevando siempre a que no tenemos futuro. Si planteara algo a largo plazo diría que cada fase evolutiva da paso a una caída bestial, a una gran crisis, necesaria para poder seguir avanzando como especie. Dos paso atrás para dar uno adelante. Algo de esto hay en el libro, pero no lo vamos a comentar por spoilers.

La experiencia en conjunto… creo que he crecido mucho más como autor que antes. Yo no he visto nada parecido, cuando pregunto a los que saben me dan títulos que ya están casi olvidados.

Yo quería que la tecnología fuera protagonista, pero como un choque entre culturas. El anacronismo de encontrar cosas diferentes, atravesar el círculo transcrepuscular del planeta y entrar en la cara antisolar… lo que hace la trilogía es explorar un cuerpo celeste anclado a su estrella en órbita de marea. Esta geofísica tampoco se había trabajado en el género. Son demasiados frentes abiertos. Te pones a darle vueltas, sobre todo si lees revistas de divulgación con las supertierras, me encontré que había muchos cuerpos celestes tan diferentes al nuestro, que se podía trabajar con ellos desde una perspectiva fantástica o tecnológica. Ahí empecé a darle vueltas. Me decidí a escribir en 2014. tras varios años pensándolo. Tomé las primeras decisiones, narrativa en primera persona, orador protagonista, que es un zote, contándote lo que es descubrir cómo funciona tu mundo, acercarte a la magia y que el lector vaya reconociendo patrones, era una comunión que funcionaba muy bien en mi cabeza. Le di forma, lo acabé, lo moví y me llegaron ofertas fuertes, pero no me convencían. Yo lo veía muy para Gigamesh. Les gustó. Ahora, que he terminado ya el tercer libro, te quedas bien. Yo nunca había escrito con una historia tan planificada, soy más de brújula. Suelo escribir novelas cortas, de unas 90.000 como mucho. Con el triple… hay que hacerlo todo con detenimiento. La experiencia en conjunto… creo que he crecido mucho más como autor que antes. Yo no he visto nada parecido, cuando pregunto a los que saben me dan títulos que ya están casi olvidados.

Imagina que yo no me he leído el libro. ¿De qué va Transcrepuscular?

Es una aventura de exploración en un mundo completamente fantástico y nuevo a la vez que lo que plantea es cómo un grupo de parias van buscando respuestas y con el tiempo descubren que el destino del mundo descansa sobre sus hombros. Aquí hay una reflexión sobre la evolución y el paso del tiempo, la simbiosis como detonante de la evolución, la simbiogénesis, que no se evoluciona tanto por evolución como por simbiosis. Ahora mismo dentro de ti hay millones de bacterias que te ayudan a vivir. Es posible que se incorporen genes a nivel evolutivo no sólo por mutación. Es el gran salto, ¿qué hay más allá? ¿Y si empezáramos a compartir código con una especie diferente… incluso inteligente? ¿Cómo le trasladas esto a alguien que viene de fuera? Si das más datos entras en el spoiler, hay que esperar al final, ahí es donde he querido dar una sorpresa inesperada. La novela se puede vender como fantasía o como space opera, como una aventura de exploración con magia y algo más. Un libro de aventuras… pero con muchas cosas dentro del cóctel. Temo de pecar como ambicioso en ese sentido. Lo interesante es que se lea de una manera y a medida que va avanzando aparecen más lecturas diferentes que se van complementando.

Caracoles marinos.

Yo me he puesto a escribir esto porque la mayor parte de las novedades literarias que están saliendo las encuentro sin ideas.

Bien. Caracoles. Es la pregunta. ¿Por qué caracoles? Y cuando digo caracoles me refiero a ese elemento biológico simbiótico que es fundamental en la novela.

Yo soy un gran aficionado a los caracoles desde hace más de 20 años, los llevo criando desde siempre, soy un acuarista veterano y se me da bastante bien. A base de ver cómo funcionan entre ellos y con el medio… tu te das cuenta que cuando montas un tanque de acuario, ves cómo los peces cagan, las plantas procesan eso, pero hace falta una especie intermedia que haga de unión. El caracol, el biotopo que he planteado, es una criatura que… hay caracoles en el desierto, en el fondo del mar, en la montaña… hay en todas partes. Son muy antiguos, es un animal que aparece en los primeros momentos de la génesis de nuestro sistema y que podía trabajar con ellos para la historia. Además, y aquí entramos en el spoiler, luego de una terraformación que sale mal, lo que vas a buscar son referentes. A un determinado bloque de civilizaciones simbióticas, cómo los vas a denominar… buscas referentes que te sean conocidos. Si la morfología se parece, remotamente o no a los caracoles, tu al asociarlo dirías, parece un caracol. ¿Por qué ha cobrado esa forma? Pues por convergencia genética. Hay especies a años luz que han cobrado formas parecidas. No son caracoles, está claro, son otra cosa.

Lo que te está contando el libro es cómo convergen dos civilizaciones avanzadas, muchos dicen que la respuesta violenta se debería descartar. ¿No sería más práctico asimilar? ¿Aprovechar su genética? Es como funciona el software libre, aportando parches y desarrollo. Si una civilización puede viajar por las estrellas, debería ser capaz de cooperar… y esa cooperación puede ser por asimilación.

¿Por qué crees que nuestros lectores deberían leer Transcrepuscular?

Porque no han leído nada igual. O al menos eso creo. De esto no hay mucho. Yo me he puesto a escribir esto porque la mayor parte de las novedades literarias que están saliendo las encuentro sin ideas. Con los posibles que tiene el fantástico y la creatividad que no tendría que estar constreñida, que tendría que fluir sin depender de mitologías ya existentes. Esto, de alguna manera, es lo que yo… si me pongo a hacer space opera o fantasía, por qué no cargarme todos los cánones. El premio gordo que te puede caer escribiendo es que te pirateen o que te llegue para pagar autónomos. El tema es que si no tengo nada que perder y veo que no voy a dejar de escribir, lo que me he planteado es si puedo aportar algo diferente, una mirada nueva. Si alguien cree que el género está anquilosado o es repetitivo, creo que con esto se puede dar un soplo de aire fresco. Pero tampoco quería tirar por el lado del realismo sucio, que eso ya lo está haciendo otra gente, como en Juego de tronos. Si te fijas, todos mis libros, hasta los más desquiciados, mantienen una constante fe en la ciencia… siendo un ingeniero, me cuesta fabular por fabular. Tengo que razonarlo todo, incluyendo los elementos de geodinámica para explicar el planeta, y hago de esa idea de ciencia ficción dura la base de una novela de fantasía… bueno, al final no tengo por qué explicarlo todo en una narración, puedo dejar que cada lector se haga a la idea de lo que pasa.

Imagen de la portada cortesía de Editorial Gigamesh.

Powered by WPeMatico

from Novedades en Libros – Guaripete http://ift.tt/2rFjJLP
via IFTTT

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s